Ir al contenido principal

Confesión


Confesión

 
Por  Eduardo Correa  

 
 
Confieso de corazón

que a mucho he renunciado

y en verdad me he apartado

de toda asociación.

 

Y me marché de los clubes

y he dejado el fervor

por los grupos y los gremios

que quitaban mi atención,

de lo bueno y lo sagrado

y las cosas del Señor.

He renunciado a los vicios,

a lo inicuo y lo inmundo

y al ejemplo vagabundo

que pone el Engañador.

 

He dicho sí al sacrificio,

a la misa y la oración

y he dicho sí a la iglesia

y a Cristo Su Fundador.

Me alejé de la maldad

y del juego pernicioso,

de lo fútil y envidioso

y la vana tentación.

 

En fin, he vuelto por el camino

que nos marca El Creador

que conduce a la vida

y nos da la Salvación.

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIMÓN BOLÍVAR Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

"El derecho de expresar sus pensamientos y opiniones de palabra, por escrito, o de cualquier otro modo, es el primero y más inestimable don de la naturaleza. Ni aún la ley misma podrá jamás prohibirlo, y sólo podrá señalarle justos términos, haciendo responsable de sus palabras y escritos, y aplicando penas proporcionales a los que lo ejercen licencionamente en perjuicio de la tranquilidad pública, de la vida, honor, estimación y propiedad de cualquier ciudadano". (15.2.1819)