Ir al contenido principal

"El humo del Diablo penetró en Mi Santuario"

“El humo del Diablo penetró en Mi Santuario”


Por Eduardo  Correa



        Jesús ha revolucionado el mundo con sus hermosos diálogos con Vassula Ryden, la egipcia de religión ortodoxa que El mismo escogió para que fuera Su mensajera de estos tiempos. Y es que estas revelaciones venidas de lo Alto conmovieron a la humanidad desde el mismo momento en que se produjeron desde 1985; miles le dieron la bienvenida y se convirtieron, y la misma señora Ryden ha recorrido buena parte del planeta por instrucciones del Hacedor llevando su prédica. He aquí otro  mensaje que no por impactante deja de ser tierno, aleccionador  y misericordioso. ¡Los que  tengan ojos que vean! He aquí las  palabras que nos dirige el Señor:

        “-Bendito sea Yahvé que produce maravillas de amor para mi" (Salmo 31,22) -La paz sea contigo. Ahora dime, discípula, ¿estás contenta de tenerme como tu Director Espiritual? -Sí, Señor, más que contenta. Estoy aprendiendo muchas cosas directamente de Tu Boca ¡y otros también! -¿Te gustaría escribir? -Estoy dispuesta para servirte, mi Dios, prepárame y abre mi oído para escuchar sólo Tu Voz. -Entonces, escúchame: -Benditos los que trabajan por la Paz: prosperarán en Mi Paz e irradiarán Mi Luz, por siempre jamás. -Benditos los que tienen compasión: verán la Misericordia en el día del Juicio. -Benditas las almas generosas que comparten Mi Copa: serán llamadas herederas de Mi Salvación. -Benditos los que se desposan Conmigo: el mismo gozo que siento Yo como Esposo, lo sentirán el día que Me vean cara a cara. -Benditos los que no han aceptado ningún otro testimonio más que el de la Sola y Única verdad que Yo Mismo os he dado. Os digo: ¡venid! venid a Mi Reino y compartid todo lo que tengo”.


      “-Benditos los que no se diferencian entre ellos bajo Mi Santo Nombre, sino que demuestran su unión mediante su humildad y amor: Serán llamados Pilares y Fundamento del Santuario de Dios. -Benditos lo que creéis sin ver: Alegraos de la Gracia que habéis recibido de Mi Padre y rogad por los que todavía no han recibido esta Gracia. -Benditos los que aceptáis ser flagelados, humillados y clavados Conmigo en la Cruz, y los que lleváis las marcas de Mi Cuerpo en el vuestro: vuestra habitación en el Cielo se abrirá para recibiros y vuestra recompensa será grande. -Benditos los que guardan Mi Nombre Santo: cuando clamen y pidan en Mi Nombre, Yo escucharé. -Benditos los pequeños que Me alaban y adoran: haré grandes cosas en ellos. -Benditos los fieles que observan Mis Mandamientos y no cambian ni un acento de lo que ha sido escrito en las Escrituras: de ellos es el Reino de los Cielos”.

       “-Benditos sois los que son perseguidos como animales de caza por lobos voraces, porque compartid vuestra comida codo a codo con vosotros: os digo que no será inútil ninguno de vuestros sufrimientos, el Padre que ve todo esto y toma cuenta de los actos de cada uno no caerá con tanta severidad sobre Sodoma Y Gomorra como lo hará sobre los que han perseguido a Mi Espíritu Santo. Por tanto permaneced despiertos porque no sabéis ni el día ni la hora de Mi Venida; vuestro Rey vendrá pronto. El que habéis esperado tanto tiempo vendrá de repente sobre vosotros, así es que tened valor, bien amados. Es verdad que el humo del diablo ha penetrado en Mi Santuario, pero ¿qué humo dura para siempre? Con el Aliento de Mi Espíritu Santo, disiparé y echaré fuera ese humo y ninguna autoridad o poder de aquí abajo será capaz de intervenir. Vengo a traer Fuego a la tierra y a purificar nación tras nación. Sed bendecidos”.


Tomado del libro La Verdadera Vida  en Dios: Un encuentro con Jesús

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIMÓN BOLÍVAR Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

"El derecho de expresar sus pensamientos y opiniones de palabra, por escrito, o de cualquier otro modo, es el primero y más inestimable don de la naturaleza. Ni aún la ley misma podrá jamás prohibirlo, y sólo podrá señalarle justos términos, haciendo responsable de sus palabras y escritos, y aplicando penas proporcionales a los que lo ejercen licencionamente en perjuicio de la tranquilidad pública, de la vida, honor, estimación y propiedad de cualquier ciudadano". (15.2.1819)