Ir al contenido principal

Soy un hombre afortunado

Soy un hombre afortunado

 

Por Eduardo Correa


Soy un hombre afortunado
y el carisma es mi don
y adonde quiera que voy
me reciben con agrado,
mi familia me ha tratado
con cariño y con amor
y mi madre es la razón
de sentirme afortunado.


Mi padre se ha marchado,
allá muy cerca de Dios
y de herencia me dejó
un consejo siempre a mano,
primos, parientes y hermanos
me tratan con gran afecto
y respondo con un gesto
estrechándoles la mano.


Por donde quiera que ando,
hay amigos y amistades
y sin vanas mezquindades
cualquiera me brinda un trago,
y me llena de halago,
de cariño y de estima,
una novia en cada esquina
con sonrisa a flor de labio.


Gracias al Padre alabado
y a su Hijo Jesucristo
por darme ese don bendito
y el perdón de mis pecados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIMÓN BOLÍVAR Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

"El derecho de expresar sus pensamientos y opiniones de palabra, por escrito, o de cualquier otro modo, es el primero y más inestimable don de la naturaleza. Ni aún la ley misma podrá jamás prohibirlo, y sólo podrá señalarle justos términos, haciendo responsable de sus palabras y escritos, y aplicando penas proporcionales a los que lo ejercen licencionamente en perjuicio de la tranquilidad pública, de la vida, honor, estimación y propiedad de cualquier ciudadano". (15.2.1819)