Ir al contenido principal

¡Gracias, Virgen Querida!

¡Gracias, Virgen Querida!



Por Eduardo Correa                                           

Gracias, mi Virgen querida y venerada por tu divina e inspirada intercesión aquel 12 de abril de 2008 cuando me devolviste a la vida a pesar de que un consejo médico en Barquisimeto había sostenido que no tenía salvación, e imploramos a ti, Reina Bendita, y Tú a Tú Divino Hijo, y como Él no puede negarte nada me devolvieron a la vida aquí en la tierra. La ciencia dijo que no, pero desde el Cielo vino el bendito sí testificando la supremacía de la voluntad divina.


Aquel día precioso hubo júbilo en mi corazón y en el de mi familia y mis amigos, y claro está que en el Cielo mismo por el prodigio enviado. Y en mi caso un enorme agradecimiento y un compromiso que no podré pagar jamás dada su inmensidad,  aunque intento hacerlo mientras viva. Han pasado ocho años y parece que fue ayer, pero cada día que pasa mi gratitud crece más y más. !Gracias eternas mi Virgen venerada y mi Jesús adorado! Gracias por haberse fijado "en un nada", y convertirlo en un alma agradecida y de fe renacida. Gracias por siempre. !Ave MARIA Purísima!

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIMÓN BOLÍVAR Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

"El derecho de expresar sus pensamientos y opiniones de palabra, por escrito, o de cualquier otro modo, es el primero y más inestimable don de la naturaleza. Ni aún la ley misma podrá jamás prohibirlo, y sólo podrá señalarle justos términos, haciendo responsable de sus palabras y escritos, y aplicando penas proporcionales a los que lo ejercen licencionamente en perjuicio de la tranquilidad pública, de la vida, honor, estimación y propiedad de cualquier ciudadano". (15.2.1819)