Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

-CREO EN NUESTRO SEÑOR- poema.

Creo en Nuestro Señor
creador del universo,
creo en todo eso
y en su Poder Infinito.

Creo en Jesucristo
y en la Vírgen María
y en la sabiduría
de los Sagrados escritos.

Creo en lo bíblico
y en el Nuevo Testamento,
creo en el Gran Maestro
y en su Poder Divino.

Creo en el hombre y el niño
y en nuestras castas mujeres,
creo en los santos quereres
y en el amor infinito.

Autor: Eduardo Correa.

-RUEGO A NUESTRO SEÑOR- poema

Señor, dame la fe y la constancia
que requiero día a día
y dile a la Vírgen María
que me mande su alabanza.

Jesús, quítame la arrogancia,
la inquina y el dolor
y llena de fe y de amor
mi vida y mi esperanza.

Que Tú cielo sea la lanza
que llegue al corazón
llena de fe y de pasión
y que salve nuestras almas.

Que Tú Palabra Santa
renueve todo Tú Credo
y en los jóvenes y viejos
perdure siempre la calma.

Señor, escucha mi voz que llama
con amor y regocijo
y que cree en los designios
y en Tú Trono del mañana.

Autor: Eduardo Correa.

-VI UNA LUZ EN EL CIELO- poema

Vi una luz en el cielo
brillante y muy hermosa
y a pesar de su misterio,
era tierna y candorosa.

Aquella claridad Divina
formó un recinto de amor
y con magia cristalina
¡de pronto apareció DIOS!

Esa figura Grandiosa
me hizo sentir rubor,
también esa luz hermosa
me llegó al corazón.

Me sentí maravillado
y más creció mi inquietud
al ver al DIOS alabado
en compañía de JESÚS.

Mi alma sintió gratitud
y fue mayor mi alegría
porque con Dios y Jesús
estaba la VÍRGEN MARÍA.

La luz se iba extinguiendo
y el cielo se oscureció,
las imágenes se fueron
y mi alegría se terminó.

Las figuras al marcharse
dijeron en coro Bendito:
-con Amor inquebrantable
habrá un mundo distinto.

Autor: Eduardo Correa.

-CUANDO TE BESO- poema de amor.

Cuando te beso amor mío
mi alma corre hacia el cielo
y ya no siento desvelo,
penas ni desvarío.
Y tu boca es un río
de éxtasis y dulzura
y el bravo mar con su anchura
cubre tu amor y el mío.

Si te beso en el rocío
siento en tus labios las mieles
y las rosas y claveles
adornan tu señorío.

Cuando te beso amor mío
de noche y de madrugada
nos atrapa la alborada
sin sentir jamás el frio.
Y tu cuerpo junto al mío
se estrechan con frenesí
y me siento muy feliz
teniendo tus amoríos.

Cuando te beso amor mío
tu bello amor me sostiene
haciéndome que me aferre
sin perderme en el vacío.

Autor: Eduardo Correa.

-HISTORIA DE UN MILAGRO- parte séptima-

El día viernes, a las 2:00 pm, me dieron de alta con la recomendación de que me quedara una semana más en Barquisimeto. La idea de los médicos era seguir con un monitoreo, manteniéndome cerca para algunos chequeos finales y venirme después a mi residencia en Acarigua. En el apartamento donde me quedé -residencia de Dilcia Rivas y de mi hija María del Valle, quienes se ofrecieron gentilmente a hospedarme- recibía las visitas diarias de Simón, quien evaluaba mis progresos. Todas las tardes lo teníamos ahí con sus instrumentos médicos, me tomaba la tensión y se sorprendía de mis mejoras. Sus palabras siempre eran las mismas: -"Vas muy bien, Eduardo". Y terminaba hablando e invocando a Dios: -"No olvides nunca que en tu caso estuvo involucrado el Ser Supremo". Yo me limitaba a asentir. Debo agregar que aún cuando nos mudamos del hospital, Simón siempre estuvo pendiente de mi caso. El contó que cuando volvió a su trabajo en aquel centro de salud, algunos médicos que m…

-TE NEGARON- poema de amor.

Ayer te llamé de prisa
y negaron tu presencia
y me quedé con la ausencia
de tu voz y de tu risa.

Te negaron, ¡que malicia!
y que falta de respeto,
qué van a ganar con eso
si son mías tus caricias.
Te negaron y fue la misma,
la que siempre se interpone
la que no sabe de amores
y vive sólo de envidia.

Te negaron, ¡no importa mi vida!
no habrá barrera ni sombra
que entre los dos se interponga
y venceremos la intriga.
Y te llamaré mientras viva
y tú estarás ahí,
compartiendo junto a mí
lo mejor de nuestras vidas.

Tú eres como la espiga
de la planta del querer
que regaré con placer,
con pasión y con estima.

Autor: Eduardo Correa

-TE OFREZCO MI HUMILDE CASA- poema.

Te ofrezco mi humilde casa
sin lujos y muy pequeña,
pero tu serás la dueña
y serás siempre la que manda.
Hay muchas cosas que faltan
pero tiene sus cositas,
cocina y neverita
y una cómoda cama.

También tienes en la casa
sonido y televisor,
nos falta el comedor
y los muebles de la sala.
Tiene dos plantas la casa,
una abajo y otra arriba
tiene además una silla
y la cocina empotrada.
Tres cuartos y una sala,
el patio y el comedor
y en el porche hay una flor,
un jazmin y una acacia.
Y lo mejor de la casa
son las paredes de amor,
el techo de corazón
y el piso hecho con gracia.

Y sin pecar de alabanza
allí seremos felices,
entre cantos y matices,
entre besos y abrazos.

Autor: Eduardo Correa

-UN AMOR MUY GRANDE- poema.

Eres baja de estatura
y de tamaño menor
y es grande tu corazón
y gigante tu dulzura.
Tu alma es noble y pura
y grande tu sentimiento,
tienes un bonito cuerpo
y es fina tu cintura.

Tienes la talla justa
que el Señor te ha mandado,
son bellas tus tiernas manos
y en el caminar segura.

Tienes carita de luna
y los ojos de lucero,
tu boca dice un "te quiero"
con pasión y con locura.
En tu rostro se dibuja
una sonrisa de diosa
y en tu mirada se borran
las penas y amarguras.

Te comparo una a una
con la luz de las estrellas
y resultas la más bella
con tu porte y tu figura.

Autor: Eduardo Correa

-CUANDO VENGA UN BESO- poema.

El día que venga un beso
un abrazo y algo más,
será porque lo deseamos
y porque nos vamos a amar.
Será un beso muy sincero
y un abrazo de verdad,
nuestros cuerpos van a unirse
y nuestro amor se fundirá.

Será la cosa más bella
y el más hermoso ideal,
habrá un canto de adas
y un rayito celestial.
Del cielo vendrá bajando
un ángel y un guardián,
Dios vendrá con Jesucristo
y la Vírgen rezará.

El día que venga un beso
un abrazo y algo más,
será la cosa más linda
que haya existido jamás.
Tú corazón y el mío
jubilosos sentirán
y se fundirán en uno
queriéndose hasta el final.

Autor: Eduardo Correa

-VINE A BUSCARTE CARIÑO- poema de amor.

Vine a buscarte cariño
para que vivas conmigo
y convertirme en tu abrigo
por los siglos de los siglos.
Eres mi mayor motivo
y la más tierna ilusión,
el sentir del corazón
que jamás haya sentido.

Y cuando vivas conmigo
oiremos cantos hermosos,
seremos el uno del otro
y habrá un campo florido.
Cobijarme en tu corpiño
será mi más caro anhelo
y recibiremos del cielo
el mensaje más Divino.

Vine a buscarte cariño
ha llegado nuestra hora,
nos iremos con la aurora
y el lucero matutino.
Tomaremos el camino
que conduce al jardin
donde el lirio y el jazmin
adornarán nuestro idilio.
Cantarán los pajarillos,
canario y ruiseñor
la verdad de nuestro amor
junto al más bello destino.

Autor: Eduardo Correa

-NOS QUEDAMOS A PEDIR- poema.

Nos quedamos a pedir
en un país millonario
ahora todo es un rosario
de llanto y de sufrir.
Y lo tengo que decir
que me da mucha tristeza
cómo arropa la pobreza
a todo nuestro país.

Pide el niño por ahí
pide la pobre señora
y es mucho aquel que llora
por no poder subsistir.
Ahora han hecho del pedir
un oficio verdadero
en el barrio y en el cerro
se pide hasta morir.

¿Pero qué ha pasado aqui
si había tanto dinero?
¿qué ha pasado con mi pueblo
que se ha quedado a pedir?

Yo se los voy a decir
y sé que van a creerlo
porque sé que este pueblo
es inteligente y sutil.

Se unieron para un fin
político y empresario
y saquearon el erario
hasta hacerlo sucumbir.
Robaron hasta los JEEP
y la Partida Secreta
derrocharon la riqueza
y se echaron a reír.

Pero eso tendrá un fin
cuando unamos nuestras fuerzas
y cacemos a la presa
y pase las de caín.

Autor: Eduardo Correa

-MENSAJE DE AMOR- poema.

Amor, la estrella ayer me dijo
enviada por el Señor
que calmara mi dolor
y cesara en mis delirios.

Y aquel mensaje Divino
penetró en mi corazón
y sentí una sensación
de paz y de alivio.

La estrella también me dijo
que tu amor me pertenece
y sentí que mis reveses
eran victorias al hilo.

Y miré al infinito
dando las gracias a Dios
por concederme tu amor
y obsequiarme lo más lindo.

Y la fe y el optimismo
llenaron mi corazón
y ahora que tengo tu amor
me siento en el paraíso.

Autor: Eduardo Correa

-¿QUÉ VAS HACER CON TU VIDA? -poema-

¿Qué vas hacer con tu vida
brincando del tambo al tin
en una lucha sin fin
buscando golpes y heridas?
¿Vas a seguir por la vida
a tientas y tropezando
tu belleza regalando
y sin metas definidas?
¿Acaso crees que la vida
es sólo pachanga y fiesta
bailes y discotecas
y andar despierta o dormida?

No, eso no es la vida
ni tampoco ser feliz,
es maltratarse y morir
en una lucha suicida.

Es distinto ver la vida
con cariño y con ternura
conservando la cordura,
la dignidad y la familia.
Es amar sin la mentira
entregando el corazón
recibiendo mucho amor
sinceridad y maravillas.

Por eso te digo niña
que reflexiones ahora
y amanezcas con la aurora
y la estrella que más brilla.

Autor: Eduardo Correa

-LA HIPOCRESÍA- poema-

Es asunto cotidiano
normal y filosofía
practicar la hipocresía
entre los seres humanos.
Te fingen tus hermanos
tus amigos y el vecino
y con gesto muy indigno
te hacen señas con la mano.

En la calle y en el carro
en plazas y reuniones
son cínicos los varones
y las hembras son iguales.

Son puras realidades
y eso lo vemos a diario
hipócritas y bastardos
chócan alegres sus manos.

Y no es de ahora sino antaño
que los hombres se perdieron
y en envidia sucumbieron
y todo se fue heredando.
Y así somos los humanos
hipócritas y falaces,
insensibles y mordaces,
envidiosos y malsanos.

Y sólo con un milagro
saldríamos del laberinto
y que venga Jesucristo
a sacarnos de este fango.

Autor: Eduardo Correa.

-UN AMANECER CONTIGO- poema de amor-

Un amanecer contigo
sería bello y hermoso
y me sentiría muy dichoso
por los siglos de los siglos.
Sería realmente lindo
poder amanecer
con tu cuerpo de mujer
delicado y exquisito.
Te vestiría de besitos
de la cabeza a los pies
y te amaría con placer
con pasión y regocijo.

Me sentiría asimismo
el rey del universo
y con abrazos y besos
llegaría al infinito.
Tu boca y tus manitos
tu pecho y tu corazón
tus piernas darían calor
amaneciendo juntitos.

Pido a mi Dios bendito
me conceda ese milagro
de poder al fin amarnos
y querernos de lo lindo.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

-QUIERO LLEVARTE- poema de amor-

Quiero llevarte a un lugar
bonito y muy hermoso
y en donde estemos nosotros
lejos del ruido mundanal.
Y ese será un lugar
con rosas de mil colores
con música y tenores
y con ángeles guardián.

Quiero llevarte a un lugar
dond puedas ser feliz
y que brillen para ti
la belleza y la verdad.
Que siempre puedas estar
risueña y disfrutando
y que vayas realizando
deseos sin mesquindad.

Ven conmigo a ese lugar
y verás que no te miento
y que buenos sentimientos
encontrarás al llegar.

Tendrás al cielo de hogar
y los árboles de amigos,
te cantarán pajarillos
y las nubes cubrirán.
Allí podrás realizar
sueños e ilusiones
y en donde dos corazones
se amarán y se amarán.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

-EL LADO OSCURO DE LA RADIO- poema-

La radio es como un circo
donde se hace teatro
con maromero y payasos
y monos de sitio en sitio.
La carpa cubre asimismo
el sentir del corazón
y cada actor es un león
que muerde con sus colmillos.

En las salas y pasillos
en prensa y en el estudio
las voces son un murmullo
engoladas y con brillo.

No existe compañerismo
y abunda la zancadilla,
caretas y mascarillas,
carnaval y papelillo.
Todos muestran su enanismo
las garras y las pezuñas
y se pelean por la cuñas
llegando al paroxismo.

Para variar el egoísmo
es la nota resaltante
y como pesado lastre
oculta lo positivo.

Sin embargo mis amigos
no todo es feo e impuro,
pero hay un lado oscuro
tenebroso y maligno.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

-AQUEL BESO -poema de amor-

¿Recuerdas aquel beso
que nos dimos aquel día?
fue mi mayor alegría
y mi día más intenso.

Mi corazón en suspenso
palpitaba sin cesar
y aquel beso fue el panal
que endulzó mi sentimiento.

¿Cómo olvidar aquel beso
si fue todo para mí?
aquel día me sentí
como el rey del universo.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

-LA HERENCIA DE MI PADRE- poema-

¿Les digo mi profesión
y a qué dedico mi tiempo?
lo diré en un momento
préstenme mucha atención.

Mi padre fue un varón
y Simón era su nombre
y me graduó de hombre
con chaparro y mandador.
Me daba clases de amor,
de ternura y amistad
y me enseñó la bondad,
el cariño y el honor.

Trabajé de sol a sol
mi escuela fue la sabana
de noche y de madrugada
sin horario y con tesón.
Después de cada lección
un árbol me cobijaba
y un colibrí celebraba
chupando de flor en flor.
Paraulata y ruiseñor
adornaban el descanso
y un río sabroso y manso
apaciguaba el calor.

Volvía a la lección
con tarea para rato
con peinilla y garabato
y el monte de pizarrón.
Con lápiz de corazón
sacaba todas las cuentas
sumando metros de cerca
y arreglando el botalón.
Sembraba arroz y frijol
en invierno y en verano,
a veces criando marranos
gallina, pollo y lechón.

Recesos de pescador
en el río y la laguna
buscando mejor fortuna
con guabina o con pabón.
Mi compañero fue el sol
y la tierra mi fortuna,
hermosas noches de luna
me llenaban de ilusión.

Mi padre fue el pro…

- AYER LA VI - poema de amor-

Una muchacha vi ayer
y me quedé entusiasmado
tenía porte delicado
y ternura de mujer.
Piel canela y tersa tes
y ojos de lucerito
con un cuerpo muy bonito
imponente y esbelto.

Cuando mis ojos la vieron
me saltó el corazón
y me envolvió una pasión
y el amor que adentro llevo.
Yo me quedé casi lelo
cuando llegó a la estancia
con una suave fragancia
que llegaba al cerebro.

Tiene un cuerpo bello y tierno
y cinturita de reina
unas bien torneadas piernas
y un rostro egipcio o griego.
Boquita de caramelo
y sonrisa sin igual
un perfil para pintar
por Picasso o el Greco.

Y Neruda le haga un verso
y el Gabo una novela
donde ella sea la estrella
y sea yo su compañero.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

- QUIERO -poema de amor-

Quiero beber de tus labios
la dulzura de la miel
y arroparme con tu piel
en invierno y en verano.

Quiero tenerte mil años
y adorar tu cuerpo esbelto
y sentirme tan contento
teniendo tus tiernas manos.
Y sentirme sonrojado
amando de pies a cabeza
que nunca sientas tristeza
besándote en los labios.
Que nunca digas resabios
cuando te hable de amor
y digas si al corazón
aunque sea de vez en cuando.

Quiero ser tu enamorado
quiero ser tu corazón
quiero que seas la ilusión
que siempre vivo añorando.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

-SIEMPRE TE SUEÑO -poema de amor-

Amor, siempre sueño contigo
dormido y hasta despierto,
te llevo en mis pensamientos
y en todos mis motivos.

Eres mi rosa y mi lirio,
eres mi luna y mi sol
y eres el gran amor
que siempre soñé de niño.
Yo te busqué en mi delirio
yo te busqué en mi razón
y te entregué el corazón
sin saber que habías nacido.

Ahora que estoy contigo
tengo el cielo por hogar,
eres las aguas del mar
y es Dios el gran testigo.
Ahora tiene sentido
mi vida y mi esperanza
y si la vida me alcanza
siempre estaremos unidos.

Amor, siempre sueño contigo
cada rato y cada instante
y digo con voz anhelante
¿quieres casarte conmigo?.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II.

-! BASTA DE TANTO IMPUESTO ! -poema-

Ante tanto descontento
miseria y escasez,
el gobierno al revés
responde con más impuesto.

Hay que pagar por esto,
por aquello y lo demás
se pagará por hablar,
por dormir y por pendejo.
Mientras tanto el Congreso,
senadores y diputados
van al gobierno pegados
bailando el mismo bolero.

Los partidos son borregos
que juegan a su interés
y cuando van al poder
sólo ven por sus adeptos.
Y la carga del impuesto
empobrece más al pueblo
y el rico usurero
más bien gana con eso.
Y no contento con ello
es peor la calamidad
con el agua y la electricidad
y el bendito teléfono.

Iremos de retroceso
a los tiempos de la abuela
alumbrándonos con vela
y bebiendo agua de estiercol.
Para hablar por teléfono
no quedará otro recurso
que las señales de humo
o vasitos con cabresto.

!Básta de tanto impuesto!
hasta cuando maleficio
¿acaso el sacrificio
es sólo para el pendejo?.

Autor: Eduardo Correa. Del libro Rimas Sencillas II. (MAYO DE 1993)

-HISTORIA DE UN MILAGRO -parte sexta-

-"Podemos anunciarles que el implante fue colocado y la operación ha sido exitosa. El paciente se encuentra bien". Ahí explotó la alegría. Todos miraban al cielo y de inmediato Zenaida invitó a una nueva oración para darle las gracias al Todopoderoso. Ahora las lágrimas de mis seguidores eran de júbilo. De satisfación, al saber que Dios, el Supremo, el que todo lo puede, el mismo que hizo añicos todos los bajos porcentajes vida que manejaba la medicina, el que transformó las penas en alegría, el que nunca abandona a sus hijos, había respondido felizmente las oraciones y había salvado mi vida. Se había cumplido, una vez más, su mensaje bíblico: -"El que pida, se le dará; el que busca, hallará...". No era ficción. Era real. La noticia fue transmitida a todos los lugares donde yo tenía dolientes. Los alrededores de la clínica fue tomada alegremente por mis partidarios. La placita era ahora escenario donde las personas se abrazaban, reían y lloraban contentas. Había te…