Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

LOS DEFORMADORES DEL FOLCLOR (III)

El folclor venezolano ha vivido épocas estelares y ha dejado su impronta fuera de nuestras fronteras patrias. Y es así como nuestra cultura autóctona registra en su historia con letras doradas la incursión que hiciera el brillantísimo Quinteto Contrapunto en 1962 y a partir de allí fueron varios años donde floreció con orgullo nuestro patrimonio musical. El mundo conoció la versatilidad y el talento de este grupo nacional que integraban Morela Muñoz, Jesús Sevillano -también médico-, Rafaél Suarez, Marina Guanche y Domingo Mendoza. Su periplo por América, Europa y otros continentes, dejaron maravillados a todos los públicos que tuvieron el privilegio de escucharlos, en donde analistas y expertos del mundo de la música se expresaron con honrosos elogios para el exquisito conjunto folclórico. Y asimismo, cuenta mucho el aporte de otros talentosos venezolanos que enriquecieron con sus voces y melodías nuestras raíces vernáculas y que también fueron exitosos en muchas partes del orbe, tale…

EL SEÑOR NOS PIDE ARREPENTIMIENTO: ¡ HAGAMOSLO !

Que se arrepientan ante Mi con estas palabras:
Señor, me has soportado todos estos años con mis pecados, pero a pesar de ello has tenido compasion de mi.
Me he descarriado en todos los aspectos, pero ahora no quiero pecar mas.
Te he agraviado y he sido injusto.
Ya no lo sere nunca mas.
Renuncio al pecado, renuncio al demonio, renuncio a la iniquidad que ensucia mi alma.
Libera mi alma de todo lo que es contrario a Tu Santidad.
Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.
Ven ahora, Jesus.
Ven ahora a habitar en mi corazon.
Perdoname, Señor, y permiteme descansar en Ti.
Porque Tu eres mi Escudo, mi Redentor y mi Luz.
Y en Ti confio.
Desde hoy, Señor, te bendecire en todo momento.
Repudio al mal y a todos los demas dioses e idolos,
porque Tu eres el Altisimo sobre el mundo entero,
trascendiendo de lejos a todos los demas dioses.
Con Tu Poderoso Brazo, salvame de la mala salud, salvame de estar cautivo, salvame de los conflictos y derrota a mi enemigo el demonio.
Ven pronto en mi ayuda, Oh, Salvador¡
AMEN…