Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

"El humo del Diablo penetró en Mi Santuario"

“El humo del Diablo penetró en Mi Santuario”

Por Eduardo  Correa


Jesús ha revolucionado el mundo con sus hermosos diálogos con Vassula Ryden, la egipcia de religión ortodoxa que El mismo escogió para que fuera Su mensajera de estos tiempos. Y es que estas revelaciones venidas de lo Alto conmovieron a la humanidad desde el mismo momento en que se produjeron desde 1985; miles le dieron la bienvenida y se convirtieron, y la misma señora Ryden ha recorrido buena parte del planeta por instrucciones del Hacedor llevando su prédica. He aquí otro  mensaje que no por impactante deja de ser tierno, aleccionador  y misericordioso. ¡Los que  tengan ojos que vean! He aquí las  palabras que nos dirige el Señor:
“-Bendito sea Yahvé que produce maravillas de amor para mi" (Salmo 31,22) -La paz sea contigo. Ahora dime, discípula, ¿estás contenta de tenerme como tu Director Espiritual? -Sí, Señor, más que contenta. Estoy aprendiendo muchas cosas directamente de Tu Boca ¡y otros también! -¿Te gustaría…

Entre medidas económicas te veas

Entre medidas económicas te vieres
Por  Eduardo Correa
       La reciente intervención pública del presidente Nicolás Maduro, desde la Asamblea Nacional, ha sido una de las alocuciones más esperadas por la población en mucho tiempo, y el hecho de posponerla en dos ocasiones aumentó considerablemente el desiderátum. Y ese deseo, perentorio en esencia, desbordó los canales de las opiniones, algunas de ellas encontradas verbigracia la oposición política venezolana, referidas a la posposición de la Memoria y Cuenta. No obstante, y haciendo abstracción de ello, el país escuchó con atención el discurso presidencial del día miércoles próximo pasado y las ansias,  previsibles en fin, bajaron. Y al mismo tiempo saltaron de todos lados las posiciones diversas y las reacciones, como era lógico esperar. Los que las vieron con sentido positivo, dijeron: “Bueno, ese aumentico salarial no nos cayó nada mal”. Otros gritaron más allá: “Se salvaron los viejitos con ese bono de la salud”. Mientras complet…

El peligro del celular y el microondas

El peligro del celular y el microondas
Por  Eduardo Correa
         ¿Estaríamos dispuestos a desprendernos del teléfono celular desde ahora y para siempre? ¿En verdad lo haríamos? Estas son dos interrogantes, si se quiere, fáciles de hacer, pero indudablemente difíciles de responder afirmativamente, cierto, ¿no? Y es que la tecnología, como se sabe, cada vez nos hace más dependientes de sus hechuras, bien sea por lo novedoso y lo cómodo, y si lo consideramos útil, ni hablar. Tal es el caso del celular o teléfono móvil. Esta herramienta comunicacional ha venido a ser parte de nuestra vida, e incluso dormimos con ella. Le hemos declarado nuestro amor y vivir separados puede considerarse bien difícil, por no decir imposible. En lo personal manejaba ciertas informaciones científicas que demostraban ciertos riesgos serios que podía acarrearnos el uso frecuente del pequeño aparato. Y admito que en los últimos tiempos he sido sorprendido y sacudido por los hallazgos de los científicos sobre el…

El delito acecha en la autopista

El delito acecha en la autopista
Por  Eduardo Correa         Mi esposa y yo veníamos de Valle de la Pascua con rumbo a Acarigua, después de pasar los días navideños. En San Carlos tomamos la autopista y luego de una pequeña curva el automóvil presentó una falla y en segundos se apagó el motor. Logramos aparcar a orillas de un puente y no se avistaba caserío alguno ni personas ni nada, salvo los vehículos que circulaban a grandes velocidades por la amplia autopista, tan raudos que daban vértigo. Luego del imprevisto, chequeamos el carro y de modo minucioso ajustamos la batería, cables y bujías y tratamos de encenderlo de nuevo, pero no dio resultado luego de repetidas acciones. Llamamos al 911, nos dieron un número y pedimos una grúa. El interlocutor dijo que no podía acudir sino al cabo de una hora. Era un tiempo que nos pareció eterno, dada la situación que vivíamos y temiendo por nuestra seguridad. Del otro lado de la autopista vimos un movimiento extraño: Dos personas en una motocicl…