Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

"Recibe de mi parte quince besos . . ."

"RECIBE DE MI PARTE QUINCE BESOS" . . . 



Sí, quince besos para una princesa de nombre MARIA DEL RÍO, también conocida como PATRICIA YORGELIS, por sus quince hermosas primaveras y los primeros vinieron del Cielo de parte del Padre Creador que bien se sabe nos creó por amor, son una especie de ósculos santos, del latín unculum que significa igualmente caricia divina. También los humanos se manifestaron, obviamente, y llegaron (los besos) desde EEUU, de El PERÚ, de MÉXICO, de VENEZUELA, claro está, los más. La fiesta del beso? Sí, los quince años de Patricia se pueden llamar así: "La fiesta del beso", Qué lindo, no? Fue una linda noche que le depararon sus familiares y amigos, fue una noche espectacular, hermosa y única. Puede decirse que Maria del Río   se creció en la crisis. No la detuvo nada. Ella se lo mereció y eso es indiscutible. Allí estaban casi todos cual legión de amor para festejar a Patricia en esa noche memorable. De pronto nos invad…

Cartita a Diego José o a "Eduardo Segundo"

Cartita a Diego José,
(También conocido como “Eduardo Segundo”)




                              Mi niño querido:
En nuestras mentes quedó fijado para siempre aquel día hermoso cuando viniste al mundo, a nuestro mundo ¡cómo olvidarlo! Aunque es oportuno decir que tu venida tuvo algunos antecedentes muy tiernos, y es que tu hermanito Jormy Alejandro desde hace cierto tiempo comenzó a hablar de ti sin siquiera haberte concebido tu mamá, María del Mar. Él decía: "Mamá, ¿tú no crees que ya es tiempo de que yo tenga un hermanito? Y tenía como respuesta: "Quédate tranquilo, Jormito, ya vas a empezar". Y así insistió hasta que un día papá y mamá dijeron si al amor, pero !Bendito sea Dios!, arriba, allá en el cielo, el Padre Creador también dijo: "!Hágase!". Y cuando seas grande tú comprenderás porque ese "Si" venido de lo alto fue decisivo. Y al cabo de unos cuantos meses ya estábamos en el Seguro Social, José Gregorio Hernández, de Acarigua, esperando tu anhelad…

Carta a mi Gringo querido o a Ángel Eduardo

Carta a mi Gringo querido:




               Querido Gringo: A ti te escribo mi niño y te llamo Gringo, aunque también te conocen como Ángel Eduardo. Quiero recordar en esta nota que cuando naciste anotaste tu primer gol....!Goooolllll...cantaron contentísimos  tu primera gradería que estaba compuesta por tu madre María del Valle, quien ocupó el lugar VIP !claro!, ella te parió... Y después completaban los demás asistentes al partido ¿o al parto? o sea, tu advenimiento al mundo. Y había un observador muy especial que miraba desde arriba, miraba y sonreía viendo aquella alegría colectiva, carreras por allá y carreras por acá gritando que había nacido un niño blanquito y chirriquitico que comenzó llorando y después pellizcando... ¡qué contentos estábamos todos! Ah, pero yo también anoté mi tanto en el gol que fue tu nacimiento... ¡También llevo tu nombre! ¡Eduardo! Por si no lo sabías. Y alguien dijo que parecías un angelito y entonces Gorrin dijo: "Se llamará Ángel Eduardo"... Per…

Segunda carta a Jormy Alejandro Correa Rodriguez

Carta a Jormy Alejandro

Acarigua, 30 de marzo de 2016


                 Mi querido nieto Jormy Alejandro Esta carta toma hoy forma de letras en el Ordenador y otros instrumentos modernísimos de la comunicación social como la “red de redes” y otros. Pero ya estaba escrita en mi mente y en ella están tejidos unos hermosos sentimientos que tienen tiempo suficiente en mi alma y en mi corazón. Sí, así es, mi nieto querido. Y esa forma que adquiere hoy ya estaba fijada con antelación en diferentes bonitas etapas: la de tu advenimiento divino, tu etapa de bebé bello y chiquitico y luego fuiste creciendo y trayendo alegrías múltiples y diversas a nuestro mundo, al mundo de tus padres, de tus abuelos, de tus primitos, de tus tías, tíos, madrinasy todo ese entorno bonito que se fue desarrollando en tu derredor. ¡Qué cosas más bonitas y gratas nos han regalado Dios y tú! ¿Cómo pagarle esas hermosas Gracias que nos dio el Creador? Quiero que sepas, nieto mío, que nosotros siempre estuvimos a tu lado, …

Carta a mi "hija" Patricia Mendosa Correa o María del Río

Carta “a mi hija” Patricia Mendoza Correa

Mí querida Patricia o también conocida como María del Río:

Cuando naciste fue un día maravilloso e inefable y desde ese momento te convertiste en mi pedacito de Cielo, ese que trajo luz y esplendor a mi vida, y al pasar de los años ese pedacito de Cielo ha ido brillando, creciendo y trayendo alegría indescriptible a mi existencia y a todo lo que me rodea y te digo que jamás dejaré de darle gracias al Creador por darme regalo tan hermoso, tan bello y tan único. Y es por eso que cada minuto, cada hora, cada día y cada año que he vividocontigo es como un rayo que brilla siempre muy dentro de mí llenando de colores mi derredor y elevando la esperanza en mi quehacer. Ahora que caminas a tu Primera Comunión, ese pedazo de Cielo que eres tú sigue creciendo cada vez más en persona y en acercamiento al Señor, a Dios, tanto así que lo recibirás en la Eucaristía que es Su Cuerpo y Su Sangre ¡Bendito sea Dios! ¡Qué maravilla! ¡Qué hermosura¡ ¡Gracias infin…

Carta a Jormy Alejandro Correa Rodriguez

Carta a Jormy Alejandro
Acarigua, 30 de marzo de 2016


Mi querido nieto Jormy Alejandro


Esta carta toma hoy forma de letras y tejen un hermoso sentimiento que ya tiene tiempo suficiente en mi alma y en mi corazón. Sí, así es, mi nieto querido. Y esa forma que adquiere hoy ya estaba fijada con antelación en diferentes bonitas etapas: la de tu advenimiento divino, tu etapa de bebé bello y chiquitico, y luego fuiste creciendo y trayendo alegrías múltiples y diversas a nuestro mundo, al mundo de tus padres, de tus abuelos, de tus primitos, de tus tías, tíos, madrinasy todo ese entorno bonito que se fue desarrollando en tu entorno y derredor. ¡Qué cosas más bonitas y gratas nos ha regalado Dios y tú! ¿Cómo pagarle esa hermosas Gracia que nos dio el Creador?
Quiero que sepas que nosotros siempre estuvimos a tu lado, muy cerca cuando eras chiquito, y me refiero a tu madrina Mirian Caridad y a mi persona, tu abuelo, y lo digo porque claro está que vivías en tu propia casa con tus padres. Pero desp…

Jesús cuenta Su Crucifixión

Jesús cuenta Su Crucifixión “Fui abandonado por todos los que me amaban”




                Por Eduardo Correa
¿Es sorprendente? Sin lugar a dudas. Y es que conocemos La Pasión de nuestro Señor a través de los Evangelios, no obstante, Su mensajera de estos tiempos, la egipcia Vassula Rydén, recibió del propio Jesús su versión. Veamos: (9-11-86) -“La paz esté contigo. Estoy aquí. Yo soy Jesucristo. Estoy delante de ti. Soy tu maestro y te amo. El mal fue vencido por Mi Sacrificio. No os durmáis, porque Yo vengo pronto. Yo soy la Revelación. Yo tengo novedades que os harán reflexionar. Háblame de Mi Crucifixión, Vassula”. -“Pero, ¿Qué debo decir? ¿Debo pensar en Tu crucifixión o en todo lo que la precedió? –En lo que pasó antes. Jesús me mostró, entonces, una imagen de la flagelación. –Cuando me flagelaron, Me escupieron y Me dieron tantos y tan violentos golpes en la cabeza, que Me dejaron aturdido. Me dieron patadas en el estomago que Me cortaron la respiración y Me hicieron caer al suelo, tr…

Discurso sobre JOSÉ ANTONIO PÁEZ, Por Eduardo Correa

Discurso sobre José Antonio  Páez, El Centauro de los Llanos, el día de su natalicio.      
En cinco actos

Por  Eduardo Correa
ACTO PRIMERO: José Antonio Páezes reconocido como uno de los grandes personajes con que cuenta la historia patria, y sus hazañas guerreras han sido contadas por propios y extraños.Ahora cuando se están cumpliendo 224 años de su natalicio, detengámonos un poco en algunas de sus facetas.
HAGAMOS UN POCO DE HISTORIA: A finales del siglo XVIII, en un rincón agreste de las llanuras de Portuguesa, en Acarigua, se alzaba una modestísima casa, en donde un 13 de junio de 1790, vino al mundo el que sería, andando el tiempo, el General José Antonio Páez. Juan Victorio Páez y María Violante Herrera fueron sus padres y en la iglesia parroquial de aquel pueblo recibió las aguas bautismales. Su fortuna era escasísima. A los ocho años de edad fue enviado a la escuela de la señora Gregoria Díaz, en el pueblo de Guama en Yaracuy, y allí obtuvo sus primeros conocimientos. Después d…

Mi respuesta a unos amigos muy versados

Mi respuesta a unos amigos muy versados

                        Por Eduardo Correa Esto sucedió hace tiempo y es ahora cuando me ocupo de intentar una especie de respuesta a unos amigos versados que sostenían o sostienen (en verdad tengo algunos años que no he vuelto a verlos ni mucho menos intimar con ellos) la tesis de que mis poemas escritos en forma de rimas contenidas en cuartetos y sextetos no era poesía. Y yo nunca me hice eco de esos rumores ni siquiera cuando una vez uno de ellos me increpó, y me dijo: “Eduardo, por ahí dicen que tú eres poeta, ¿es cierto eso? Y en un tono medio vacilante, tal vez por la pregunta inesperada que pocas veces había escuchado, lo negué de modo radical: “No, hermano, de ninguna manera, ¿poeta yo? Que va, ¿y a quien se le ocurrió semejante despropósito? El amigo respondió sin mostrar interés alguno: “No sé, por ahí comentan”. Ya yo tenía alojado en mi cerebro lo que esta misma gente sostenía respecto de un amigo que todo el mundo le decía poeta y a q…

La muchacha del aveo dorado . ..

LA MUCHACHA DEL AVEO DORADO 




        POR EDUARDO CORREA

Ese día, sin que medien muchos, yo estaba en el centro de la ciudad de Acarigua, por la treinta y uno, y a unos pocos metros de la ferretería Curpa, era una mañana fresca y muchos transeúntes se desplazaban en direcciones opuestas, iban y venían, en silencio, absortos, en una especie de actitud robótica, de pronto recibo una llamada de telefonía, y al responder presuroso escuché la voz más amable y dulce de ese momento: "Dónde estás? Al informarle mi ubicación completó: "No te muevas de allí, voy para allá". Transcurrieron varios minutos y un vehículo marca aveo, color dorado, se detuvo enfrente a mí, quien lo guiaba bajó el vidrio, y ahí  estaba mi muchacha viéndome con una agradable y hermosa sonrisa. Fui hacia ella, abrí la puerta y la contemplé del todo, bella y desenvuelta, de bluyin ahuecado y moderno y manteniendo su sonrisa me invitó a subir, se desplazó por varias calles y avenidas y me relataba cosas cotidi…