Ir al contenido principal

Te ofrezco mi humilde casa

Te ofrezco mi humilde casa

 
 Por Eduardo Correa


Te ofrezco mi humilde casa
sin lujos y muy pequeña,
pero tú serás la dueña
y serás siempre la que manda,
hay muchas cosas que faltan
pero tiene sus cositas,
cocina y neverita
y una cómoda cama.


También tienes en la casa
sonido y televisor,
nos falta el comedor
y los muebles de la sala,
tiene dos plantas la casa,
una abajo y otra arriba
tiene además una silla
y la cocina empotrada.

Tres cuartos y una sala,
el patio y el comedor
y en el porche hay una flor,
un jazmin y una acacia,
y lo mejor de la casa
son las paredes de amor,
el techo de corazón
y el piso hecho con gracia.



Y sin pecar de alabanza
allí seremos felices,
entre cantos y matices,
entre besos y abrazos

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIMÓN BOLÍVAR Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

"El derecho de expresar sus pensamientos y opiniones de palabra, por escrito, o de cualquier otro modo, es el primero y más inestimable don de la naturaleza. Ni aún la ley misma podrá jamás prohibirlo, y sólo podrá señalarle justos términos, haciendo responsable de sus palabras y escritos, y aplicando penas proporcionales a los que lo ejercen licencionamente en perjuicio de la tranquilidad pública, de la vida, honor, estimación y propiedad de cualquier ciudadano". (15.2.1819)